Franciscano Sastre, un enfoque tradicional del oficio

sastre

En un tiempo signado por la innovación como agregado de valor, muchas veces independientemente del resultado, tal vez la decisión de volver a las fuentes y moverse a otra velocidad resulte lo más original. Francisco Gómez, el creador de Franciscano Sastre, hace su propio camino apostando a la ropa hecha a medida, la atención puesta en los detalles, los materiales nobles y la recomendación ‘boca a boca’.

“Desde siempre me incliné por el lado del oficio, me interesaba hacer hincapié en algo, especializarme. Comencé cerca del año 2010 trabajando con tela de punto, en Corrientes (su provincia natal). Los productos ya tenían algo de sastrería. Al principio me costó pasar al plano, ir de algo informal a formal.

A los 20 años empecé a trabajar en una empresa textil, mientras estudiaba marketing. La verdad es que al principio no lo veía para mí. Pasé por todas las secciones de la fábrica y todo lo que aprendí allí me sirvió. Hice unos pequeños ensayos con los que me fue bien, me alentaron a seguir. Desarrollé una marca de ropa urbana, pero en mi provincia los hombres son muy tradicionales para vestir. Al año de haber llegado a Buenos Aires – hace ya tres – identifiqué un nicho. Me decidí por hacer algo a medida para esos hombres que no encontraban una oferta adecuada en las marcas comerciales.”

sastre2

Un vínculo de confianza

Si bien Francisco relata que no fue fácil ir haciéndose de una clientela, su visión se fue confirmando. “La conexión del sastre con sus clientes es especial. Mi tarea va más allá del traje a medida, tiene que ver con brindar asesoramiento en cuanto a las prendas ideales para cada momento del día u ocasión de uso. Es un vínculo de confianza. La personalización del servicio tiene mucha fuerza. Les propongo evaluar el guardarropa y asesorarlos a partir de lo que ya lo tienen. Me gusta tomarme el tiempo necesario para identificar sus necesidades, que van de un evento social en particular al día a día. Hay una tendencia que viene creciendo en esto de recuperar ciertas ceremonias masculinas, como ir a la barbería o vestirse a medida.”

En este sentido la directora de estrategia global del Grupo Havas, Janet Wong, señaló en una reciente entrevista que actualmente los hombres representan el 40% del mercado de productos de lujo según la consultora Bain & Co. “Una diferencia sustancial entre los millennials y la generación anterior es cómo descubren el lujo. Como digitales nativos, en general conocen las marcas en las redes sociales a través de bloggers o influencers. Según nuestra investigación, los millennials valoran más comprar ellos mismos un producto de lujo que recibirlos como regalo, ya que es una señal de realización o una insignia de logro. Aunque tengan menos medios económicos que los baby boomers, están dispuestos a adquirir ítems de lujo.”

“Trabajo con telas importadas, mayormente italianas. También me contacté con uno de los proveedores más importantes de telas inglesas aquí en Buenos Aires. Una de las políticas de estas empresas es ayudar a los sastres jóvenes, porque no quieren que el oficio muera. Me muevo en un mundo de personas más grandes que yo con las que me quedaría horas hablando, porque me enseñan y me hacen recomendaciones. Mi referente local es Nicolás Zaffora,  lo admiro mucho.sastre3

Si bien soy mayormente autodidacta, tuve la oportunidad de estudiar en Corrientes con Jorge Moragues y Elio De Angeli en una capacitación llamada Las Cosas del Quehacer a orillas del Paraná. Estaba destinada a diseñadores que no habían tenido la oportunidad de desarrollarse en la parte creativa. Éramos un grupo de jóvenes de Formosa, Chaco, Misiones, Entre Ríos, Corrientes y Santa Fe. Fue muy importante tener esa experiencia en nuestra región, tengo amigos que estudiaron en la UBA (Universidad de Buenos Aires) y que al regresar con el título no encontraron la forma de continuar.

Este año comienzo a estudiar con uno de los maestros por excelencia, Natalio Argento. Quiero seguir aprendiendo con él. Como ya estoy trabajando en sastrería, el maestro confía en que lo que me transmita se seguirá aplicando, no va a quedar en la nada.

En junio voy a visitar Pitti Uomo (la feria de moda masculina que se celebra en Florencia, Italia). Me gustaría aprovechar el viaje para hacer una pasantía en Francia o España, estoy trabajando en eso.

Hago mi camino consciente y tranquilo, voy a mi ritmo. Sabía que al elegir hacer sastrería a medida, tal vez se me cerraban otras puertas, pero prefiero crecer respetando mis tiempos.”

 

Por

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s